CALVIÀ
El mundo de las posesiones

Tras la Conquista se repoblaron las tierras que le habían sido concedidas al obispo de Barcelona, Berenguer de Palou. En tiempos del rey Sancho se estableció allí la corte del pariaje.

En un término de tierras pobres y escasas, la explotación intensa de los recursos naturales en los valles interiores y la montaña ha dejado una fuerte huella en el paisaje. Por todas partes se encuentran rutas, caminos, pozos, vallados, barracas y pedregales entre las posesiones, grandes y ricas, que presiden todavía las tierras más productivas.

En los núcleos de Calvià y de Es Capdellà es donde se encuentran los ejemplos más claros de la evolución de la ocupación humana, que apenas quedan en otros rincones del término municipal debido a la explotación turística.

Molins de Galatzó

Molinos de Galatzó (M. A. Escanelles)

El pueblo y el camino viejo de Galilea

En el cruce de los caminos de Andratx, Santa Ponça, Bendinat y Puigpunyent se encuentra la iglesia de Sant Joan Baptista (1). Desde la calle Major se puede subir por la calle de Sa Capelleta (2), donde se encuentra el oratorio y la cruz, hacia la calle de Son Mir. El vial asfaltado se adentra hacia la Vall Negra, zona de antigua ocupación humana. El trazado antiguo del camino viejo de Galilea sigue recto en sentido norte, hacia Son Font. Dentro de Sa Coma, se conserva la canaleta y el aljibe del pou Nou (3), alimentado por la fuente de la población. Ambos constituyen importantes muestras de arquitectura popular.

Después de cruzar el espacio urbanizado de Son Font y algunos espacios agrícolas, el camino asciende hasta Sa Plana, junto al Puig de na Bauçana, con algunos tramos adoquinados y unas vistas magníficas, y conecta con el Coll des Molí de Vent (Ma-1032), cerca de Galilea.

Pou Nou

Pou Nou (Vicenç Sastre)

Es Capdellà y finca pública de Galatzó

El pueblo se originó a finales del siglo XVII, cuando algunos jornaleros se establecieron en las posesiones próximas al cruce de los caminos de Peguera, d’Andratx-Calvià, y de Galatzó. Por el último camino, pasando por el Coll Gomà, se llega al valle y a las casas de Galatzó (1). En el siglo XVIII pertenecieron al Conde Mal, Ramon Safortesa, el cual, según la leyenda, todavía se aparece sobre un caballo negro para redimirse. En la gran fachada decorada con piedras pequeñas destaca el portal externo que da acceso al claustro, donde se puede visitar la almazara y el portal de la capilla. Un sistema de molinos de agua y lavaderos domina el espacio de huertos. El itinerario de Ses Sínies contiene una serie de construcciones etnológicas: la fuente de sa Cometa (2), los hornos de Cal de na Llaneres, barracas y silos de carbonero, y la naveta y el Pou de ses Sínies (3).

Cases de Galatzó

Casas de Galatzó (M. A. Escanelles)

Galería Multimedia
Imagen principal
Pou Nou
Molins de Galatzó
Cases de Galatzó
12_calvia_galatzo
11_calvia_vila

Mapa

Rutas y lugares de interés

Ver Ruta
Cases de Galatzó
Calvià: Es Capdellà y finca pública de Galatzó El pueblo se originó a finales del siglo XVII, cuando algunos jornaleros se establecieron en las posesiones próximas al cruce de los caminos de Peguera, d’Andratx-Calvià, y de Galatzó. Ver Ruta
Ver Ruta
Pou Nou
Calvià: El pueblo y el camino viejo de Galilea En el cruce de los caminos de Andratx, Santa Ponça, Bendinat y Puigpunyent se encuentra la iglesia de Sant Joan Baptista (1). Ver Ruta