FORNALUTX
Calles y caminos de montaña

Por su orografía extrema, este municipio es, quizá, el mejor ejemplo de uso del espacio natural, con los bancales y el aprovechamiento de recursos hídricos y forestales. Las técnicas ancestrales de explotación ya eran conocidas en la época romana. La producción de aceite fue el cultivo más importante, junto con las técnicas de horticultura introducidas en la época islámica, que dio vida a la región. En Fornalutx manan cerca de ochenta fuentes y algunos molinos de agua. La obtención y el comercio de hielo en las casas de nieve (pozos artificiales) de la montaña, para usos medicinales y gastronómicos, se convirtió en un buen negocio entre los siglos XVI y XIX, cuando se sustituyó por la producción industrial de frío.

Molí d'aigua Binibassí

Molino de agua de Binibassí (Vicenç Sastre)

Caminos de Fornalutx

El pueblo ha preservado la fisonomía urbana de arquitectura tradicional, con calles adoquinadas y escalonadas, tejas árabes, capillitas, masías y torres de defensa. El conjunto urbano se ha considerado uno de los más bellos de España.
Desde la plaza de l’Església (1), dedicada a la Natividad de la Virgen, empieza la caminata por la calle de Sant Sebastià, donde se encuentra la posada de Bàlitx (2), y por la calle de Sant Joan, donde se localiza Can Bisbal. Más adelante se encuentra el cementerio, enriquecido con arte modernista. Una pista que conduce hasta un adoquinado nos lleva al pueblecito de Binibassí (3), una antigua alquería islámica. El agua de la fuente próxima, recogida por una canaleta, movía el molino hidráulico y aún sirve a los lavaderos y a los huertos de los alrededores. Las casas principales tienen torre de defensa, almazara y capilla. Conecta la GR 221 que, procedente de Sóller, gira hacia Biniaraix.

Barranc de Biniaraix

Barranco de Biniaraix (Marcos Molina) 

Por un camino escalonado se accede al pueblecito de Biniaraix, construido sobre una colina y declarado bien de interés cultural como conjunto histórico. En la plazoleta se encuentra la iglesia de la Concepció, datada del siglo XVI (4). Cerca de los lavaderos se alza Cas Don, con el escudo de los Pinopar. Desde aquí parte el camino viejo de Lluc (GR 221), que se adentra en el barranco de Biniaraix, declarado bien de interés cultural por la gran riqueza de elementos, como bancales y porches, y por el camino mismo, el más elaborado de toda la Serra. El camino de Monnàber asciende hasta el área de Ses Planes, con vistas sobre Fornalutx. Por el camino des Creuer se llega al pueblo. Siguiendo el camino des Mas, se llega a la fuente de s’Alqueria (5), próxima al torrente. En la calle de Sa Font (6) encontramos tejas pintadas en Es Poador y en Can Xoroi, que conserva la almazara. Se puede ver la torre de Ca n’Arbona, actual Ayuntamiento. En la calle de Cas Metge Mayol se encuentra la torre de la casa d’Amunt (7), que fue posada de Montcaire.

Torre de Ca n'Arbona

Torre de Ca n’Arbona (Vicenç Sastre)

Galería Multimedia
Pagina principal
Torre de Ca n'Arbona
Molí d'aigua Binibassí
Barranc de Biniaraix
20_fornalutx

Mapa

Rutas y lugares de interés

Ver Ruta
Barranc de Biniaraix
Fornalutx: Caminos de Fornalutx El pueblo ha preservado la fisonomía urbana de arquitectura tradicional, con calles adoquinadas y escalonadas, tejas árabes, capillitas, masías y torres de defensa. Ver Ruta