Calvià: Es Capdellà y finca pública de Galatzó

El pueblo se originó a finales del siglo XVII, cuando algunos jornaleros se establecieron en las posesiones próximas al cruce de los caminos de Peguera, d’Andratx-Calvià, y de Galatzó. Por el último camino, pasando por el Coll Gomà, se llega al valle y a las casas de Galatzó (1). En el siglo XVIII pertenecieron al Conde Mal, Ramon Safortesa, el cual, según la leyenda, todavía se aparece sobre un caballo negro para redimirse. En la gran fachada decorada con piedras pequeñas destaca el portal externo que da acceso al claustro, donde se puede visitar la almazara y el portal de la capilla. Un sistema de molinos de agua y lavaderos domina el espacio de huertos. El itinerario de Ses Sínies contiene una serie de construcciones etnológicas: la fuente de sa Cometa (2), los hornos de Cal de na Llaneres, barracas y silos de carbonero, y la naveta y el Pou de ses Sínies (3).

Cases de Galatzó

 Casas de Galatzó (M. A. Escanelles)

Mapa